PROXIMO PARTIDO

BUYUYUS VS ETILICOS DE JOSE SABADO A LAS 16:00

Crónicas etílicas año 2 toma 5 VS C.B.LOS PALACIOS


Bruscamente la tarde se ha aclarado
porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
que sin duda sucede en el pasado.

                                ( de la lluvia. JORGE LUIS BORGES )

Comprobé al salir del trabajo que hacía un día maravilloso en el que se apetecía montarte en el coche y despeñarte por el  primer barranco alto que se atisbara, cortarte las venas con una motosierra o, simplemente, alquilar Batman y Robin y pararse a verla en el sofá durante 24 horas seguidas, pero me pudo el amor al baloncesto, así que comí como los pavos ( ¿alguien sabe como mierda comen los pavos realmente?)  llamé al vendecolchas, que gentilmente me esperó junto al Mercadona, y nos llevó a mí, al propio vendecolchas y su pequeño padawane hasta el magnánimo, enorme y gran palacio de los deportes de Mar del Plata. Lo de plata no se exactamente de donde viene, posiblemente es lo que se llevaron en los contratos los políticuchos al construirlo- toda la plata-, pero lo de mar es porque se moja , pero tela, tanto que uno de los encuentros lo estaba arbitrando  Noé, tanto que en mi vida había visto conjugar el baloncesto y el patinaje artístico, y  digo bien porque las ostias que se estaban pegando los apañeros que jugaban antes de nosotros eran verdaderas obras de arte. Entraban al campo con una rodilla y salían con dos, o abiertos de piernas, o besando asiduamente el suelo con la boca, que incluso pregunté si esto era un partido de baloncesto o una congregación de dobles de Juan Pablo II.( ora pronobis)

Esperamos  a que terminaran, o bien de jugar, o bien por muerte por deslizamiento, dos equipillos de otra liga que se tenían que querer mucho, porque estaban dándose de palmetazos cada vez que se acercaban entre ellos mientras la árbitr@ comía pipas en el medio campo. Rogué a San Apapurcio que no nos pitara a nosotros, porque entre el suelo chispeante, el cuerpo de marines que parecía el C.B.Los Palacios- jóvenes y atléticos- el frío y la de ostias que nos íbamos a dar visto las poquísimas ganas de arbitrar de la chica de marras, esto iba a ser una merienda de negros. O de pavos, o yo que se,
Mierda de pavos, mierda de negros.

Mierda de país.

Me acerco a la mesa para preguntarle a Diego - me he lesionado una lesión y aquí está el tío- quien nos arbitraba y él, que estaba enseñando las fichas,  me señala con el dedo a la chica rubia, guapa, con los ojos azules que había permitido la matanza de cochinos del partido anterior. La observo y veo que trastea un Iphone4 con mas horas echadas  que el sastre de Falete mientras pasea por medio campo, como buscando sitio para no volver a moverse de allí.
-ay Dios.- me rasco la cabeza y pongo en conocimiento al resto del equipo que vamos a salir calentitos, pero no de churros, si no de estas veces que se te pone la carne roja así como a rayitas mientras compruebas que te llevas  pa casa todas las huellas dactilares del equipo contrario, del árbitro, del tipo gordo que mueve las canastas en el pabellón y de todos los capítulos juntos del CSI.
Nos ponemos a calentar en la parte del campo que estaba seca- somos viejos, pero listos- y dejamos a los palacetes la otra parte del campo, donde había aparcado un yate en la esquina, junto a la canasta mientras unas focas jugaban con un balón Spalding y dos sirenas con las tetas operadas tocaban el ukelele.
La chica ausente pita tres minutos y toco rebato para dar instrucciones precisas y concisas al grupo:
-      Vendo Opel corsa, barato, del 2002, con la ITV recién pasada.
-       Negre, no es el momento
-      Tío, que está mu bien de chapa…
Después de un par de collejas, entro en sintonía con el presente y entonces comento que no está la cosa para correr con la crisis y tal, y que lo nuestro es baloncesto control – o durex, o lo primero que se pille- y que aprovechemos la altura que el buen Dios nos ha dado, entonces Kisco me pregunta por qué beso el suelo
-      Que me he resbalao, ostias.

Doy el quinteto, por nuestra parte sale Franco- me hago la raya con una katana-, Javi- le vendo novelas a los ciegos- Kisco- soy mas intenso que una tonelada de Fairy-, Luisma- En Venus ponen un café magnífico- y Tiki- la comida me caduca antes de llegar al estómago.
Por el equipo contrario, pues yo que se, coño, si no los conozco de nada, cinco tios jóvenes, bajitos y debidamente musculados, morenos, con todos los dientes y con ganas de querer matarse mientras intentamos coordinar nuestros cuerpos con la sinfonía del nuevo mundo mientras resbalamos y nos abrimos la cabeza hasta que los mayas manden todo esto al carajo.
Nos acercamos, hacemos una piña, que es diurética y tal, y gritamos nuestro alarido de guerra:
ALCOHOOLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL!!!! ( el de hoy, para las heridas, como si lo viera)
La chica ausente lanza la pelota al aire y, por primera vez en dos años, ganamos un salto. Para nada, porque perdemos el balón en el pase y nos enseñan lo estilosa que es una entrada a canasta versión Los Palacios.  Sacamos y volvemos a perder la posesión y nos vuelven a anotar; entonces, empiezo a montar la mirilla del rifle de larga distancia y le grito a Franco que yo era un máquina jugado al Hitman en el pc, que si quería comprobarlo. El pobre agacha la cabeza y decide que si quiere salir vivo de Mar de Plata, lo mejor es que juegue a baloncesto y se olvide del resto de las cosas.  Y empezamos a carburar. Tiki se estrena, luego metemos un tiro libre y un triple de Luismi, contestado por otro de los palaciegos. Entonces vemos que Franco empieza a echar espuma por la boca, entra modo BERSERKER y decide que a tomar por saco, que o gana el partido o explota cual chihuahua en un microondas. Y se marca un parcial de LOS PALACIOS 2- FRANCO CON RABIA CONTENIDA DESDE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL 7, dejando el primer cuarto en un 16-15 que nos salva el culo y nos mete en el partido, contagiando al resto del equipo en ganas y espíritu, tanto que todos nos vamos contra una viga y empezamos a aporrearnos la cabeza contra ella hasta que se nos queda el mismo peinado que el de Franco, siempre sutil y certero.
En el segundo cuarto las cosas empiezan como el final del primero, Franco mete otra canasta, yo me estreno con dos puntitos, al igual que Kisco y Diego, y después de mucho batallar dejamos la mitad del partido en un 19-23 a favor.  En este cuarto las cosas comienzan a ponerse calentitas. Yo termino rodando ( pa variar ) un par de veces por el suelo mientras amenazo al chico que me cubre con presentarle a unos amigos mormones para que le den una charla. Si a basket juegas, empujar no debes- Yoda dixit- y le conmino a  dejarse de guerras y que se dedique a jugar, porque en las guerras los que ganan son los mas experimentados, y otra cosa no se, pero años tenemos en el equipo de sobra.
El rookie del equipo es Matusalem, no digo mas.

En el tercer cuarto sigue la leña, pero los que se ponen nerviosos son ellos- juventud, divino tesoro- , dejan de tirar en suspensión y buscan el cuerpo a cuerpo, y pierden la batalla. Entran a jugar a nuestro juego, lento, pero seguro, con tensión, con pocas canastas pero sencillas y terminamos el tercer cuarto con un 32-25.
Mucho se tiene que torcer la cosa para que perdamos.

En el último cuarto, resulta que a la chica ausente le da un chispazo y decide que, coño, ya que está allí que mejor que timbre el silbato cada medio minuto, y pita todo lo que no ha pitado en los tres cuartos anteriores. Machaca a los Palacios en faltas- a buenas horas, que estábamos todos morados de dar y recibir hachazos-
Nos llevamos todo el cuarto tirando de libres y ganamos el partido con los mismos  40-32, con todos los puntos conseguidos desde la línea.

Y chimpún. Luisma casi se nos escoña en una entrada y un chico de los Palacios se jodió el tobillo en una entrada. Mar de Plata debería estar prohibido en días de lluvia.
Telecinco también, pero el resto del año.

PD: enorme la actitud del equipo, las ganas y mención especial para nuestro Franco, ya era hora que te salieran las cosas, me alegro mucho, y paga cabrón.
PD2: Dani vino a visitarnos, te echamos de menos, cojo-man.
PD3: nadie me compró el Opel corsa. Y está recién pintado…

Mierda de coche, mierda de crisis.

Mierda de país.






2 comentarios:

Miguel Ángel Caballero Lopez dijo...

Soy el chico de Los Palacios que se jodió el tobillo! Jaja bonita crónica! nos vemos pronto!

canaam dijo...

suerte con el tobillo tiu, nos vemos en la vuelta!!!